3 Errores comunes en un proceso de transformación digital y cómo evitarlos

Publicado el 15 de Febrero de 2017

"La transformación digital es la transformación profunda y acelerada de las actividades empresariales, procesos, competencias y modelos de negocio para aprovechar plenamente los cambios y oportunidades que ofrecen las tecnologías digitales de manera estratégica y priorizada, tomando en cuenta cambios presentes y futuros."

La transformación digital de las organizaciones es algo inevitable. Si piensa aventurarse en este viaje, es mejor que se prepare para que lo haga bien desde el principio.

El impacto que ha causado la transformación digital en la sociedad actualmente es profundo. Parece que ningún aspecto de la vida ha quedado fuera del alcance de esta revolución, por eso resulta extraño que sólo un puñado de empresas se hayan aventurado a hacerla, no sólo hacerla, sino hacerla bien.

Según un reporte de la consultora Progress, el 96% de los ejecutivos acepta que la transformación digital es fundamental para la supervivencia de sus empresas y muestran una verdadera preocupación por hacerla bien, pero la realidad es que no todas las organizaciones la hacen de manera organizada, en parte pareciera porque no hay una claridad en cuanto a qué es transformación digital.

Los siguientes son algunos de los errores que se han identificado en empresas que están atravesando este proceso, para que usted los evite y lo haga mejor.

Error # 1: El cambio es generado de abajo hacia arriba.

Parece que todo el mundo está de acuerdo en que la transformación digital es una necesidad, pero ¿quién es responsable dentro de la empresa de hacer que suceda?

Como en cualquier empresa, el éxito de los proyectos depende de quién lo ejecuta. Por ejemplo, si se tratara de un partido de baloncesto y necesita una canasta para ganar el partido, en manos de quién preferiría poner el balón ¿Michael Jordan o el muchacho nuevo de la banca? La respuesta creo que es obvia para todos.

En muchos casos, las empresas están confiando la gestión de la transformación al chico nuevo de la banca (sin desmerecer a los nuevos talentos), no dándose cuenta de que esto es un error porque la realidad es, que los únicos que realmente pueden mover a la empresa en la dirección correcta, son los que toman las decisiones, los de más experiencia y capacidad de liderazgo.

La transformación digital implica una reestructuración completa de la organización, sus departamentos, la reasignación de fondos y la reevaluación de las prácticas y modelos comerciales actuales. ¿Quién más puede hacer que las cosas sucedan sino los tomadores de decisiones?

→ Consejo: Permita que quienes dirijan la transformación sean los altos mandos y que sean ellos los encargados de influenciar y liderar al resto de departamentos de su empresa. Procure que no sea una visión impuesta de manera autoritaria e involucre a todo el personal de la organización. Las buenas ideas pueden venir de cualquier persona.

Error # 2: Ver a la transformación digital como un gasto y no como una inversión.

Al llevar su empresa a través de un proceso estratégico y de largo plazo, como la transformación digital, se debe de considerar el costo vs ganancia de cualquier nuevo objetivo.

Le recomiendo leer el artículo Diferencia entre Digitalización y Transformación Digital.

El error que algunas empresas cometen, es ver a la transformación digital como un proceso de inversión en tecnología. Es cierto que la tecnología juega un papel importante en el proceso, pero creer que lo es todo, es subestimar por completo el valor de los cambios que la transformación digital genera en todas las industrias y en gran parte de la sociedad.

→ Consejo: Las empresas necesitan entender que la transformación digital es una inversión en el futuro de su empresa y que tendrá un ROI medible -a su debido tiempo. Los CEOs deben entender que la tecnología juega un rol importante en el proceso, pero no el principal, sino más bien tienen que aceptar el compromiso de transformar a su organización hacia un modelo digital (en pensamiento) apoyada por la tecnología.

Error # 3: No permitir tiempo / espacio para la innovación

Uno de los aspectos más emocionantes de la transformación digital es el abrazar nuevos conceptos y prácticas. No hay transformación digital sin innovación.

Por eso se dice que el mayor reto de la transformación digital son las personas, ya que se requiere de un cambio de mentalidad total, para que las empresas empiecen a ver cada aspecto de su empresa, producto y a los clientes tanto internos como externos, desde nuevos ángulos.

Lamentablemente, los dueños de negocios tradicionales no permiten la innovación. Quieren seguir viendo a sus empleados trabajar de la misma manera esperando resultados distintos. Pero esto ya no está dando resultados ¿verdad?. Además ya sabemos lo que se dice sobre este racionamiento.

"Locura es hacer lo mismo una y otra vez esperando obtener resultados diferentes"

Las empresas que adoptan la innovación como parte de su ADN, han visto mejoras dramáticas en su producción de trabajo, tanto cuantitativas como cualitativas, y no sólo eso, se han asegurado la continuidad de su empresa en un futuro.

→ Consejo: Ofrezca a su personal, capacitación y líderes adecuados para explorar nuevos o diferentes ángulos. Ofrezca el espacio para que prueben nuevas formas de resolver viejos problemas, de mejorar servicios o crear nuevos productos. Adopte una mentalidad de Startup: “falle rápido, falle seguido, falle barato para que mejore y escale”.

¿Cómo hacer una transformación digital de manera exitosa?

Ahora que ha quedado un tanto más clara la importancia y los beneficios de la transformación digital, y hemos revelado los errores comunes que se deben evitar, es hora de ponerse a trabajar. Éstos son algunos consejos que le compartimos para que usted inicie una transformación de manera correcta.

Cambie la forma de pensar.

Puede ser difícil para los gerentes más tradicionales entender el atractivo de los últimos avances tecnológicos. Pero cualquier negocio que quiera tener éxito en 2017 y más allá necesita cambiar:

  • La mentalidad en la empresa sobre la transformación digital, pensando en ella como una oportunidad estratégica que debe ser dirigida por la alta gerencia, para así poder alcanzar a toda la organización.
  • La cultura de la empresa, para que se permita la innovación y colaboración entre personas y entre departamentos.
  • El modelo de negocio, hacia uno digital. En el que mediante la tecnología se facilite la toma de decisiones y los procesos de clientes internos y externos.

Haga un plan.

“Quien fracasa al planificar, planifica su fracaso” -Benjamin Franklin

Va a necesitar un plan de acción u hoja de ruta para ejecutar la transformación digital. Tenga una visión de lo que desea alcanzar con éste proceso. Luego, diga cómo va a hacer estos ajustes a su empresa y en qué tiempo espera alcanzarlos.

Recuerde que es común una modificación completa de la infraestructura organizacional, por lo que requerirá de tiempo y una colaboración tremenda, por lo que le recomendamos no subestimar la etapa de planificación.

Mida el progreso.

Los gerentes siempre quieren resultados. "No funciona lo que no se mide".

Incorpore nuevas tecnologías y métodos que faciliten la medición del progreso, la presentación de informes y la comparación de métricas para medir lo que está funcionando, lo que necesita ajuste o lo que debe ser descartado.

Utilice herramientas y gadgets digitales para facilitar la transformación.

Esta es la parte divertida. ¡Utilice herramientas frescas para hacer todo este proceso más fácil!

  • Utilice herramientas para automatizar y optimizar procesos clave en su estrategia de marketing, por ejemplo.
  • Piense en móvil, todos en su organización tienen uno y pueden tener acceso instantáneo a aplicaciones que faciliten el trabajo de sus colaboradores.
  • Muévase a la nube, para agilizar el acceso e intercambio de la información.

La transformación digital ya está sucediendo, pero no sucederá por sí sola en su organización. Póngase en contacto con Momik para saber cómo transformarse y potenciar su empresa en esta nueva era digital.